11/2/08

lugares de mi vida

intento tener una imagen mental cuando pienso en "mi casa" y no lo logro. y es que ya llevo unos cuantos cambios, pero sin ser capaz de dejar atras ninguno de los lugares en que he vivido. familia, amigos, lugares, sentimientos y recuerdos se juntan para formar pesadas anclas que tiran cada cual para su lado. y cuanto mas se acerca el dia en que me toca tomar una decision sobre hacia donde tirar, mas tiran las malditas!

tenerife



valencia



granada



eindhoven (y es que hay muy poco que ver de eindhoven)



pd. y como me sigan dando tanto la tabarra me busco otro sitio nuevo! :P

5/2/08

aventuras animadas de ayer y hoy

aunque llevo rodeado de ordenadores desde los diez años (aquel mitico dragon 32K del colegio) jamas he sido mucho de juegos. sin embargo si que hubo una tematica que me engancho desde el principio: las aventuras graficas. aun sin saber que eran lo que eran jugue a la abadia del crimen* en mi zx spectrum y me rompi la cabeza hasta acabarlo (si, lo reconozco, con algun chivatazo de la micromania de por medio.)

y al cabo de unos años me encontre a lucasarts y fue el no parar. empece con el zack mackraken, retrocedi al maniac mansion, fui indiana jones, sam y max, disfrute el dia del tentaculo, y especialmente me engancho toda la serie de monkey island. no solo era cuestion de resolver aquellos puzzles, a veces sencillos, a veces traidos por los pelos (y algunas veces hasta irresolubles!) sino que destilaban un sentido del humor que me engancho a la primera. mi vicio por este tipo de aventuras solo paro cuando necesite un ordenador mas potente de lo que mis recursos podian permitir.

pero el ciclo ha acabado. lucasarts no tiene pensado sacar mas aventuras graficas en los proximos años, y se concentra en exprimir al maximo los sub-productos de la guerra de las galaxias (seguramente el pobre george necesita hasta el ultimo centavo para salir de deudas.) asi que mientras tanto y para quitarme el mono he dado con los warbears. Son bastante mas modestos, pero destilan ese mismo sentido del humor tan inconfundible. y es que a mi, si me hacen reir, me tienen ganado. reconozco que se trata de un humor un tanto friki, pero que se le va a hacer...



* segun leo por ahi era una maravilla de juego y de codigo. y si quieres lo puedes volver a jugar gracias a este remake del programa.

1/2/08

mas correos sorpresa

entre los cuatro y los doce años vivi y creci en guamasa, tenerife. en aquel entonces no pasaba de ser un pueblecillo de agricultores donde aquella urbanizacion de diez casas habitadas por gente de la ciudad desentonaba ligeramente. todas las familias tenian como minimo un par de crios y rodeados al norte por el monte, al sur por la carretera general, y a ambos lados por mas y mas cultivos de millo, papas y uvas, lo natural resulto que nos juntaramos en una bandada de chiquillos que brincaba por el monte, se tiraba en monopatin por cuaquier rampa, cazaba lagartos, atrapaba renacuajos, y acababa el dia desfogandose en el fronton hasta que los mayores nos llamaban al orden. tampoco es que tuvieran que hacer mucho esfuerzo, porque (al menos yo) caiamos rendidos sin chistar demasiado.

entre nosotros nos juntabamos por edades. a mi me toco formar parte del trio, junto a ricky y oliver, jocosamente apodado los tres mosqueteros por el jardinero. curiosamente, al tiempo se nos unio cesar, que vino a ser algo asi como el d'artagnan del equipo. supongo que para mi era de lo mas natural volver del cole, hacer rabiar un rato al perro, y salir rampa arriba aun con el uniforme del colegio a ver a cual de todos me encontraba zascandileando en el fronton o triscando por el monte. y aunque las cosas en casa fueron yendo de mal a peor, siempre habia alguna manera de pasarlo bien.

pero como con todo, el tiempo paso y la gente fue tomando diferentes caminos. por mi parte yo me mude a santa cruz, luego me fui a valencia y para finalizar me vine a eindhoven. y de toda aquella chiquillada solo he tenido fugaces encuentros durante mis vacaciones en tenerife. pero el otro dia mi hermano me conto que se habian reunido todos para comer, hablar de sus respectivas vidas, intercambiar los correos electronicos y rescatar antiguas fotos. y hete aqui que, de repente, me encuentro en el buzon un trio de mosqueteros, un javi con nosecuantos años de menos, un puñado de nostalgia y mil preguntas para las que creo jamas encontrare respuesta.