28/9/09

que alegría, que alboroto

en mi familia hay dos tendencias claramente marcadas: el desastre absoluto que rodea a mi padre, y el orden estricto que rodea a mi madre (claro, al final resultaron incompatibles.) hasta hace poco yo creía ser una mezcla racional de ambas tendencias: cada cosa en su sitio, el que yo creo que es su sitio, pero no me da el ataquito si dejo los platos sin fregar un día. sin embargo mis dos años en frederiklaan acentuaron mis tendencias al orden, ya que a menudo tenía que perseguir a los chinos, al paquistaní e incluso a fer o alberto para que dejaran la cocina ordenada: los cuchillos con la punta hacia abajo, las especias en la alacena, los platos en las estanterías, la comida pasada en la basura... esas cosas de sentido común (si, vale, mi sentido común.)

en valencia vuelvo a vivir solo y tengo las cosas controladas. pero en el trabajo, donde actúo como coordinador de los laboratorios, no. lo cual implica que todos los lunes tengo que devolver los cables de corriente tirados a su caja, los instrumentos que no estan en uso a su armario, reclasificar los dispositivos, cables y conectores que estan dispersos por las mesas o se han clasificado mal, poner tapitas a los latiguillos y reclasificarlos también, asegurar que los kits de limpieza de las mesas esten listos, enviar correos electrónicos ladrando la normativa respecto al orden del laboratorio, y evaluar que cacharros han muerto en los experimentos de nuestros avezados-ingenieros-proyectos-de-doctores (algún día se tratará una retina humana chamuscada y la vamos a liar.)

claro, después de un año con esta rutina semanal, lo que era una tendencia se ha convertido en una manía: hoy mismo me descubrí reordenando las sillas de la sala de seminarios y disponiendo racionalmente los distintos adminiculos de la sala del café. y me planté.


y una vez solucionado el problema me vine a casa a recoger y doblar la ropa seca. y la guardé ordenada. por clases. y tamaños. y colores. argh.

23/9/09

yo, friki

visto en perspectiva resulta curioso que, durante mi adolescencia, no fuese para nada friki. leía ciencia ficción, pero también muchas otras cosas. me ojeaba los comics marvel y dc de mi primo, pero no era coleccionista de nada. jugué unas cuantas veces a rolemaster con algunos compañeros de colegio, pero acababa pasando de las partidas para desrriscarme con la bici por algún barranco.

y sin embargo, pasado muuucho tiempo de los escarceos con la ci-fi, los comics y el rol, ojeando una cinemania me tropecé con un anuncio que lo cambió todo. se trataba una película de dibujos animados con un nombre desconocido, pero lo que me llamó la atención fue la imagen que acompañaba el anuncio:



¡yo si que conocía aquello! ¡había visto aquella serie con 16 años! ¡y me había enganchado en su momento! no se llamaba para nada kimagure orange road, sino johnny y sus amigos, y lo emitían por las tardes en telecinco. es más, me había perdido el último episodio por culpa de las turbulencias familiares que vivía yo en aquella época. ¡tenía que comprar esa película! además, el anuncio hablaba de un manga en que se basaba la serie. ¿de que estaban hablando? aquello era una serie de dibujos animados. ¿o no?

fui a futurama y me compré la película (y por fin me enteré de como acababa la historia.) también empecé a coleccionar el manga, como no. y me aficioné a otros que anunciaban en las contraportadas. al mismo tiempo me colaba en la, hasta entonces ignorada, pc-era de teleco para averiguar que significaba aquello de kimagure. acabé descubriendo que era un manga, que era un anime, quienes eran izumi matsumoto o akemi takada y de paso me apunte en un par de listas de correo sobre la temática, el abcb y la mlm. y creo que no tarde demasiado en entrar a los canales de irc correspondientes, o en comprarme mi primer modem de 28K para chatear y navegar a cualquier hora (de la madrugada.) empecé a leer y coleccionar todo el manga/anime que se me pusiera por delante (y me permitiera mi bolsillo de estudiante.) también volví a leer y ver ciencia ficción por un tubo. el remate fue juntarme con aquella panda en el salón del manga de 1998 en barcelona, donde me di mi bautismo friki.


durante bastante tiempo seguí moviéndome por el irc, acudiendo a salones o jornadas, coleccionando comics, comiendo con palillos y aprendiendo japonés, quedando con los frikis valencianos para hacer maratones de pelis o series... incluso salí con una friki para luego romper con ella. pero como con todo, el tiempo y las circunstancias acabaron por atenuar mi interés y pasé a otras cosas. me queda afición por las películas del estudio ghibli, por la ciencia ficción dura, a ratos me compro algún comic o serie, sigo en contacto con dos de los frikis que conocí en aquel salón, y aprovecho mis visitas a la casa de uno de ellos para fisgonear en su estantería de comics mucho más surtida que la mía (¡domo drimer!,) pero había llegado a pensar que, si no fuera por los raros momentos bitelchus, mi punto friki no se me notaría demasiado.

y ahora me preguntarás (si es que has aguantado hasta aquí, claro) ¿por qué carajos me estás contando este rollo patatero? pues porque hace nada, la otra friki con la que mantengo el contacto, me dijo que van a re-estrenar "mi vecino totoro." y aqui me tienes impaciente, ansioso y agonías, como hace ya más de diez años mientras leía aquel anuncio, por que llegue de una vez el 30 de octubre y poder ver una película de dibujos animados...


pues si, friiiiki, y vaya si se me nota. ya no me lo va a quitar nadie.

19/9/09

de porque tanto dolor


jamás pensé que mi brazo pudiera contener tal cantidad de pus. y joooder como duele. ¡yo de mayor quiero ser baigón!

17/9/09

de la vuelta

pues eso, que desde el lunes estoy en valencia y de vuelta al trabajo. ¡yuhuu!


después me enteré que el jefe habia estado preguntando el porqué volvía tan tarde de vacaciones y si realmente había estado trabajando la primera quincena de agosto. ahí fue cuando pase de querer morir a querer matar. pero no llegó la sangre al rio, me fui a dar brincos a deportes y se me pasaron las ganas asesinas.

nota mental: tengo que comprarme pilots negros. tengo que practicar más. tengo que aprender a usar el gimp. tengo que dormir.

11/9/09

de las maguas*

y colorín colorado, estas vacaciones casi se han acabado: el domingo de vuelta a valencia. aún no me he ido y ya estoy echando de menos todo esto. especialmente los cuidados, las atenciones y los mimos maternales, paternales, hermaniles y sobrinales...

bueno, casi...


(*) penas

7/9/09

de un día de furia

hoy he parado a comer en un bar por el camino y, como buen animal de costumbres que soy, me he hecho con un periódico de la barra para leer mientras me servían. he cometido la locura de coger el único que quedaba: el marca. si, lo sé, me lo tengo merecido, pero el otro periódico que había lo tenían ocupado en la mesa de al lado (además, se trataba de "el día," y si eres isleño sabrás que la elección hubiera sido muuuy difícil.)

pues bien, reconozco que a pesar de mi desconexión televisiva desde que me fui a holanda, no había logrado abstraerme a un cierto conocimiento infuso sobre el fichaje de cristiano ronaldo por el real madrid, algo inevitable si te echas un café a las once en el trabajo. pero de verdad que no tenia ni guarra de que los medios le hubieran cambiado el nombre por un acrónimo: cr9.

los fichajes estelares por tropocientos millones de euros me parecen inmorales. el bombardeo fumbolístico en los medios raya en lo ofensivo. pero es que lo del nombrete solo se puede llamar ridículo. o que porras, el diccionario español es muy rico en sinónimos: estúpido, idiota, imbécil, majadero, chorra, ¡ESTÓLIDO!

¿qué será lo siguiente?! ¿el futbolista anteriormente llamado cristiano ronaldo?!?!? ¡grooarghhghhgh!!!!!!!!!