30/9/10

pros vs cons (3)

hoy es mi ultimo dia como investigador en la universidad. supongo que en algunas cosas echare de menos esta vida. o no.

pros: haces amigos. cons: haces amigos.


- me llamo neda. soy de iran.
- me llamo oded. soy de israel.
- tengo miedito. quiero a mi mama.

the end.

29/9/10

¡seguramente estas de broma, javi!

we love you dick


este año me matriculo de segundo de física (la cosa se complica bastante ya que me toca cursar mecánica y ondas, cálculo ii y álgebra ii, y no voy a poder afrontarlo de una tacada como el año pasado.) ya he contado mi principal motivo para meterme en este berenjenal, mi vocación era hacer física y, visto lo visto, quizás hubiera sido una opción mas acertada.

aunque también hay motivaciones menos loables. durante mucho tiempo he tenido discusiones con físicos (sobre todo con uno) en las que mi falta de formación en ciertas materias limitaba seriamente mis argumentos. y, rabisquiña como soy, no me da la gana ceder en una discusión solo porque no se lo suficiente, así que a estudiar física voy.

como aun estoy a la espera de meterme de lleno en esos temas, cuántica toca a partir de tercero, intento instruirme a través de la divulgación científica mientras tanto. le falta la parte más teórica, las matemáticas y los números, pero si el divulgador es bueno puedes obtener un conocimiento profundo sobre como funciona la naturaleza y como la intenta explicar la física.

el último de estos libros es "el carácter de la ley física" de richard feynman. el capitulo 6 del libro se dedica a explicar uno de los experimentos paradigmáticos de la cuántica, la doble rendija, que ilustra por un lado la dualidad onda-partícula y por otro lado el principio de indeterminación. de hecho, este capítulo es casi un guión de intentos posteriores, no tan acertados, de describir el experimento.

y no es solo que la descripción de feynman sea buena, que lo es, sino que además nos expone la visión que tiene feynman respecto a como se muestra la naturaleza cuando descendemos al mundo cuántico. a mi me convence, veremos que dice luis.

seguirá...

23/9/10

haciendo amigos (2)

nunca se me ha dado bien lo de congeniar con desconocidos. reconozco que viene con mi carácter: puedo ser muy seco y si hay algo que me enerve es un extraño que se tome demasiada confianza. sin embargo, durante el periodo que viví en holanda hacer nuevas amistades era algo necesario, ya que empezaba desde el cero mas absoluto. asi descubrí que, aunque no me resultaba algo cómodo o natural, tampoco soy tan intratable.

hice amigos de varias nacionalidades: franceses, italianos, holandeses... aunque quien mas me llamaba la atención eran las personas cuyas raíces tenían poco o nada que ver con la mía. así acabe trabando amistad con una macedonia, un paquistaní, una iraní, varios turcos o un israelí. hablar con ellos sobre experiencias de las que yo no sabré mas que lo que se ve en las noticias los hacia especialmente interesantes, y me motivaba a seguir conociendo a gente totalmente desconocida a pesar de mi mismo.

con mi vuelta a valencia todo eso se acabo, obviamente, y he vuelto a ser el seco de siempre. pero el viernes pasado, por una de estas coincidencias que tiene trabajar en la universidad, acabe conociendo a una chica de bosnia-herzegovina que estaba de congreso en valencia. hablamos de sus raíces entre el islam y el comunismo, de la guerra, del exilio, del retorno y de porque se había vuelto a marchar... fue un poco como estar en holanda de nuevo: me encanto hablar con una desconocida en el mas amplio sentido de la palabra, y sentí que fuera por un tiempo tan breve.

sé que quiero vivir en españa, y ojala pudiera ser en tenerife, pero echo terriblemente de menos el conocer a gente como cuando vivía fuera.

yo pensaba que con los años las cosas se veían mas claras y resulta que es al contrario, cada día que pasa me hago mas contradictorio.

1/9/10

creetelo

tu vales muchisimo, ahora ¡creetelo!

me lo dice mi padre, mi madre, me lo dicen mis hermanos, me lo dicen los amigos. me lo repito a mi mismo por las mañanas, por las noches, pero no me lo creo.

quizas sea por mi caracter, que tiende a la introversion, a la obsesion y a la desconfianza. quiza sea por las humillaciones del jodido colegio, que me han dejado marcado para mal y no desaparecen. o quizas sean seis años seguidos de abortos de relaciones, m, ruth, d, iv, y ahora sil, en que ha bastado decidir abrirme a alguien para a continuacion cagarla y que las cosas se vayan a pique sin remedio, llevandome a mi detras.

quizas es porque, en el fondo, yo mismo pienso que no valgo la pena. quizas es porque en mis condiciones cuesta creer que valgo algo, que se lo han perdido, que lo lamentaran.

y sin embargo valgo muchisimo. que cosas, ¿no?