27/11/10

una de fotones (1)

el otro día me tropecé un titular de prensa que hablaba sobre la creación de un super-fotón. leí la noticia entre la curiosidad profesional, mi lugar de trabajo tiene la palabra fotón en el rotulo de la entrada, y el pánico de conocer los destrozos que cometen algunos periodistas escribiendo sobre ciencia. lo cierto es que no había demasiadas barbaridades, pero el artículo resultaba bastante abstruso, así que tuve que leerme varias referencias para enterarme de que iba la historia. y como me parece una chulada de trabajo pues ¡ladrillo va!


a día de hoy se conoce una familia enorme de partículas elementales, de las cuales el fotón -la partícula que constituye la luz- es una de las esenciales. los fotones tienen ciertas peculiaridades, como la que dos fotones pueden ocupar a la vez el mismo estado. vamos, que esos dos fotones resultan indistinguibles el uno del otro, algo que otras partículas como los electrones no pueden hacer.

dándole vueltas a esta propiedad de los fotones, bose y einstein desarrollaron una ley estadística para este tipo de partículas. y de ahí dedujeron una serie de consecuencias molonas, una de ellas el hecho de que en ciertas condiciones todas las partículas del sistema pasan a ocupar el nivel de energía más bajo posible. en este estado, llamado condensado de bose-einstein, las partículas se comportan como una única macro-partícula y actúan todas a una en plan fuenteovejuna.

aunque la idea fue propuesta en 1920 no fue hasta 1995 cuando pudo demostrarse en un laboratorio, tras la friolera de 75 años. el principal problema es que el condensado requiere una temperatura bajísima, y que los fotones tienen la manía de ser realmente escasos en esas condiciones, lo que se conoce como ley de steffan-boltzmann (intuitivamente el filamento de una bombilla tiene que estar caliente y no frío para producir luz.) así que la demostración tuvo que hacerse con un gas de rubidio en vez de con fotones.

pues bien, lo que unos físicos alemanes acaban de conseguir es enfriar lo suficiente un conjunto de fotones sin que estos desaparezcan en el proceso, a base de mantenerlos en movimiento rebotando entre espejos, e ir refrigerándolos pasando por una disolución especial, hasta conseguir el condensado de bose-einstein.

como resultado han obtenido una fuente de luz extremadamente coherente -¡como un láser!- con la ventaja de que pueden hacerla de una longitud de onda terriblemente pequeña, tanto como los rayos x. lo más alucinante es que las aplicaciones son directas y casi inmediatas, por ejemplo mejorar la resolución de la litografía que fabrica los circuitos electrónicos y así aumentar la potencia de nuestros ordenadores.

ciencia de la de verdad y de la buena.

seguirá...

15/11/10

ave atque vale

la verdad es que no lo entiendo, no me cabe en la cabeza. la vida puede ser muy perra, solo hace falta asomarse a las noticias del día para verlo, pero es la única que vivimos y siempre nos puede dar algo bueno, aunque sea ínfimo, llegue tarde y dure poco.

no lo entiendo. ni lo entenderé.

adios josé.

6/11/10

primeras impresiones

con la tontería que llevo encima últimamente, o mas bien los últimos n años, no había contado que al final firmé el contrato con chupinova y prorrogué mi vida en valencia. tras consultarlo con toda la gente que me soporta, y darle el coñazo a la que no me aguanta, acabé lanzando una moneda al aire y salió susto. porque lo cierto es que las primeras impresiones en la "empresa privada" son muy contradictorias:

- tengo contrato indefinido ¡después de tan solo 10 años de trabajo! y el sueldo es ligeramente superior. aún no lo tengo muy controlado, porque me han subido las retenciones y me prorratean la paga extra, pero creo que algo he mejorado. hay un incentivo, aunque todavía no hemos marcado los objetivos así que no me fío demasiado.

- físicamente sigo trabajando en la universidad con todo lo que eso conlleva, especialmente usar el área de deportes y la biblioteca, además de los bares subvencionados. incluso sigo en el mismo edificio, pero me han cambiado de planta y he perdido mi ventanal enorme y luminoso, con vistas al campus y a la sierra.

- aunque la empresa tiene un director general, el catedrático del instituto sigue siendo el mandamás de todo el cotarro e impone su criterio. esto implica meterse en fregados varios, especialmente cuando se vende la idea de que somos los mejores en cosas de las que tenemos experiencia cero. vamos, que sigo haciendo exactamente lo mismo que antes.

- los horarios se cumplen de manera más estricta y he subido a 40 horas semanales. de todos modos puedo gestionar mi horario, y por ahora consigo mantener una rutina de 08:00 a 16:30 con media hora para los cafés y la comida. así por las tardes tengo tiempo para ir a estudiar a la biblioteca o a brincar a deportes. pero me he librado de poner el dedo en el control de acceso que han puesto en el instituto.

- me he cambiado de piso, este es más pequeño pero está en una zona mas agradable. con garaje y a 15 minutos del campus es una gozada. la ausencia de etnias conflictivas le da un plus, aunque ya nadie me alegra las mañanas batiendo palmas y cantando por soleares.

- aún no he tenido ningún periodo de vacaciones, pero le he echado un vistazo al calendario laboral y pierdo por todos los lados. aquí ni contradicciones ni porras, es un asco.

- en cualquier caso el plan b sigue en marcha: ¡en 4 años de nada acabo física y a volar!